roedoresRoedores

Los roedores tienen la capacidad de adaptarse a casi cualquier ambiente. Su gran potencial reproductivo, la astucia natural y supervivencia los pone entre los animales más exitosos de la tierra. Usan los cinco sentidos: olfato, tacto, oído, vista y gusto con el fin de sobrevivir.

Los roedores pueden causar daño a los alimentos destinados a los seres humanos, por el consumo, la contaminación por heces u orina, así como daños físicos y contaminantes microbiológicos.

Tienen la capacidad de propagar muchos patógenos humanos y enfermedades tales como Salmonella spp, Listeria spp, Escherichia coli, Cryptosporidium parvum, Leptospira spp, Hantavirus y Toxoplasmosis.

Casi todos los tipos de productos alimentarios están sujetos a los ataques de roedores. El daño también afecta a edificios, cableado eléctrico, fontanería….

 

TRATAMIENTOS CONTRA ROEDORES

 

En EntoPest valoramos individualmente cada caso y utilizamos la técnica más conveniente en cada momento a fin de proteger las instalaciones a tratar siguiendo los criterios del control integrado de plagas.

Barreras físicas

Se trata de instalar accesorios físicos para evitar el acceso de roedores a nuestras instalaciones.

 

Cebaderos de seguridad

Utilizaremos cebaderos de seguridad para el monitoreo de roedores. En estos cebaderos se pone un cebo sin materia activa (placebo) para evitar la contaminación de productos. En el caso de detectar actividad, se justificará otro tipo de tratamiento como puede ser trampas de captura o cebos con anticoagulantes.

 

 

 

Trampas de captura

Para el control mediante capturas se pueden utilizar trampas como:

  •  Trampas adhesivas
  •  Trampas de estrangulación
  •  Trampas captura animal vivo